Qué mejor que ponerse a hacer licores como el limoncello en periodos de confinamiento!

Desde tiempos inmemoriales cuando la gente se quedaba en casa se ponía a hacer todo tipo de cosas desde manualidades, tejidos y hasta licores.

El Limoncello es un licor italiano muy popular hecho con limones de Campania, en el sur de Italia. Tradicionalmente se prepara con variedades de limones típicos de la Costa Amalfitana: Sfusato Amalfitano u Ovale di Sorrento.

Artículo relacionado Comida italiana: Un día comiendo como un italiano

La historia del limoncello está atravesada por muchas leyendas y anécdotas

Su invención es de hecho disputada por las ciudades de Sorrento, Amalfi y Capri.

La leyenda dice que el licor nació a principios de 1900, en una pequeña pensión llamada ‘Isola Azzurra’, en Sorrento donde la Sra. Maria Antonia Farace cuidaba un lujoso jardín de limones y naranjas. Su nieto, después de la guerra, abrió un restaurante cerca de la villa de Axel Munte. La especialidad de ese bar era precisamente el licor de limón hecho según la antigua receta de su abuela.

El primero en registrar la marca “Limoncello” en 1988, fue el empresario Massimo Canale, y en Capri, muchos afirman que su nacimiento está ligado a la historia de esta familia, parece que este licor nació a principios del ‘900 como una preparación artesanal de su abuela.

El limoncello ha ganado gran popularidad desde los años 80, convirtiéndose en un objeto de producción industrial a gran escala. Tanto es así que se ha convertido en una verdadera delicia que se prepara durante verano italiano y se consume durante las fiestas.

En Amalfi, incluso hay quienes afirman que el licor tiene orígenes muy antiguos, casi vinculados al cultivo de limones

Sin embargo, como sucede a menudo en estas circunstancias, la verdad es nebulosa y las hipótesis son muchas y provocativas. Algunos sostienen que el limoncello era utilizado por pescadores y agricultores por la mañana para combatir el frío, ya en la época de la invasión sarracena. Otros, en cambio, creen que la receta nació dentro de un convento monástico para deleitar a los monjes entre una oración y otra.

Pero más allá de las cuestiones exquisitamente parroquiales, el tradicional licor amarillo ha cruzado las fronteras durante décadas, conquistando los mercados de muchos países del mundo.

Presencia mundial

Las botellas de limoncello están presentes en las góndolas de los mercados de exportación, y en los mercados asiáticos se están desarrollando nuevos e importantes escenarios comerciales. El limoncello, por lo tanto, está realmente en peligro de convertirse en un producto de renombre mundial a la par del Bitter o el Amaretto (Fuente: Federvini).

Limón ”Ovale di Sorrento”, la Denominación de Origen Protegida para realizar el limoncello original.

Y para defenderse de las imitaciones, también ha corrido a esconderse, reservando a la producción del característico “Oval” de Sorrento la denominación de Indicación Geográfica Protegida (IGP). El limón original de Sorrento debe producirse en uno de los municipios de la zona que va de Vico Equense a Massa Lubrense y a la isla de Capri.

¿Cómo se toma el limoncello?

La mayoría de las veces se toma como digestivo después de las comidas, pero también en postres o ensaladas de frutas.

Receta de limoncello

La preparación del limoncello es sencilla pero requiere paciencia. Con simples pasos en dos meses se puede disfrutar de este perfumado licor amarillo.

Ingredientes para 1,25 L de Limoncello

  • 5 limones orgánicos
  • 500mL de alcohol etílico puro a 95°
  • 600 g de azúcar 
  • 750 ml de agua
  • Recipiente hermético: puede ser una botella de plástico o un frasco de vidrio con mínimo 1,5 L de capacidad, lo ideal son 2 L.

Preparación

¿Cómo hacer limoncello?

Día 1

  1. Lavar los limones bajo agua corriente, y frotar la cáscara con una esponja para eliminar impurezas (vamos a usar la cascara). Luego secarlos con un paño. 
  2. Pelar los limones con un pelador de papas o cuchillo, pero quitar sólo la parte amarilla porque la blanca es más amarga.
  3. En el recipiente hermético vierta el alcohol y las cáscaras de limón. Cierre el frasco y deje que las cáscaras se empapen del alcohol durante 30 días en un lugar oscuro y alejado de fuentes de calor.
  4. De vez en cuando, cuando nos acordamos, agitar un poco el recipiente, para ayudar a la liberación de sabores.

Día 30

  1. Preparamos el jarabe. Verter el agua y el azúcar en una cacerola, llevar a ebullición y una vez que se disuelva el azúcar y alcance el punto de ebullición, apagar el fuego.
  2. Espere a que se enfríe completamente y agregue el jarabe en el recipiente de la cáscara de limón. Agite el frasco para revolver el jarabe, luego déjelo reposar durante 40 días, siempre en la oscuridad, lejos de las fuentes de calor.
  3. De nuevo, como en el proceso anterior, de vez en cuando agitarlo, una vez por semana o cuando nos acordamos.

Día 70

  1. Tomar el recipiente con el licor y agitarlo.
  2. Pasar el líquido por un colador.
  3. Recoger el licor dentro de un frasco o botella de vidrio transparente.

¡Il limoncello è pronto!

Tips!

Almacenamiento

Durante los 70 días que dura el proceso hay que mantener el limoncello en su recipiente en un lugar seco y oscuro, a temperatura ambiente. Pero cuando está ya listo, personalmente, prefiero conservar el limoncello en el congelador. La cantidad de azúcar y alcohol evita que se congele y cada vez que lo vas a consumir está helado y riquísimo. 

El tamaño del recipiente

Es importante el tamaño del envase donde vayas a hacer el limoncello, porque para realizarlo no solo tenemos alcohol y agua sino tambien azúcar y las cascaras de limón, que tambien tienen volúmen.

Entonces si vas a usar 1 litro de alcohol, vas a necesitar 1,5 litros de agua, en total serían 2,5 litros, pero al mismo tiempo vas a tener el azúcar y las cáscaras de limón presentes en la mezcla, que van a ocupar volumen.

Según mis cálculos, por cada 1 litro de mezcla alcohol y agua tenemos 0,3 litros de volumen que se agregan por el espacio de más que ocupan el azúcar y las cascaras.

Para que no tengas que hacer tus calculos, aquí abajo te dejo los datos de cuanto necesitarías para cada cantidad:

  • 0,5 L de alcohol + 750 ml de agua + 600 g de azúcar + cascaras de 5 limones = ideal recipiente de 2 L (sale poco más de 1 litro y medio de limoncello)
  • 1 L de alcohol + 1,5 L de agua + 1,2kg de azúcar + cáscaras de 10 limones = ideal recipiente de 3,5 litros (sale un poco más de 3 litros)
  • 2 litros de alcohol + 3 L de agua + 2,4 kg de azúcar + cáscaras de 20 limones = ideal recipiente de 7 L (salen unos 6 litros y medio de limoncello)
Para agregar otros sabores al limoncello

Si no sos un purista como yo en temas de cocina tradicional, y tenés ganas de agregar otros sabores al limoncello, podes añadir las cáscaras de otros cítricos como mandarina o naranja. Incluso hay gente que le agrega romero y otras hierbas, a cada uno le toca probar a ver lo que más le gusta!

Receta de :  Giallozafferano