El Limoncello es un licor italiano muy popular hecho con la cáscara de los cítricos de Campania, en el sur de Italia. Tradicionalmente se prepara con limones típicos de la Costa Amalfitana: Sfusato Amalfitano u Ovale di Sorrento.

Artículo relacionado Comida italiana: Un día comiendo como un italiano

La historia del limoncello está atravesada por muchas leyendas y diferentes anécdotas

Su invención es de hecho disputada por las ciudades de Sorrento, Amalfi y Capri.

El primero en registrar la marca “Limoncello” en 1988, fue el empresario Massimo Canale, y en Capri, muchos afirman que su nacimiento está ligado a la historia de esta familia, parece que este licor nació a principios del ‘900 como una preparación artesanal de su abuela.

El limoncello ha ganado gran popularidad desde los años 80, convirtiéndose en un objeto de producción industrial a gran escala. Tanto es así que se ha convertido en una verdadera delicia que se prepara en el verano italiano y se toma durante las fiestas.

¿Cómo se toma el limoncello?

La mayoría de las veces se toma como digestivo después de las comidas, pero también en postres o ensaladas de frutas.

Receta de limoncello

La preparación del limoncello es sencilla pero requiere paciencia. Con simples pasos en dos meses se puede disfrutar de este perfumado licor amarillo.

Ingredientes para 1,25 L de Limoncello

  • 5 limones orgánicos
  • 500mL de alcohol etílico puro a 95°
  • 600 g de azúcar 
  • 750 ml de agua
  • Recipiente hermético: puede ser una botella de plastico o un frasco de vidrio con más de 1,25 L de capacidad. 

Preparación

¿Cómo hacer limoncello?

Día 1

  1. Lavar los limones bajo agua corriente, y frotar la cáscara con una esponja para eliminar impurezas (vamos a usar la cascara). Luego secarlos con un paño. 
  2. Pele los limones con un pelador de papas, quitar sólo la parte amarilla y porque la blanca es más amarga.
  3. En el recipiente hermético vierta el alcohol y las cáscaras de limón. Cierre el frasco y deje que las cáscaras se empapen del alcohol durante 30 días en un lugar oscuro y alejado de fuentes de calor.

Día 30

  1. Preparamos el jarabe. Verter el agua y el azúcar en una cacerola, llevar a ebullición y una vez que se disuelva el azúcar y alcance el punto de ebullición, apagar el fuego.
  2. Espere a que se enfríe completamente y agregue el jarabe en el recipiente de la cáscara de limón. Agite el frasco para revolver el jarabe, luego déjelo reposar durante 40 días, siempre en la oscuridad, lejos de las fuentes de calor.

Día 70

  1. Tomar el recipiente con el licor y agitarlo.
  2. Pasar el líquido por un colador.
  3. Recoger el licor dentro de un frasco o botella de vidrio transparente.

¡El limoncello está listo!

Almacenamiento

Personalmente, prefiero conservar el limoncello en el congelador. La cantidad de azúcar y alcohol evita que se congele y cada vez que lo vas a consumir está helado y riquisimo. 

Tip!

Para hacer el sabor del limoncello más particular, también puedes añadir las cáscaras de otros cítricos como mandarina o naranja. 

Receta de :  Giallozafferano